jueves, 7 de noviembre de 2013

Tutorial: cuello de punto herringbone

Ayyyyy, qué abandonaíco tengo el blog... :'( Pero es que, desde que estoy parada, no paro!!!

Hoy os traigo recién sacadito del horno un tutorial para que aprendáis a haceros un cuello de punto herringbone, ahora que parece que se acerca el fresquito... Y con esto quiero decir: "¡¡¡¡ya era hora, copón!!!! Para alguien que sufre de hiperhidrosis palmoplantar como yo, el verano es un auténtico infierno y estar todo el día con las lanas, teje que teje, y estos calores, ni te cuento o_O

Bueno, a lo que vamos... El punto herringbone (espina de pez) es un punto que queda precioso aunque también es verdad que cuesta lo suyo; no cunde mucho y es difícil deshacer los puntos si te equivocas, pero si tienes paciencia, al final lo agradecerás porque el resultado es espectacular :D


Este cuello mide aproximadamente 1.20m de largo (para que dé dos vueltas alrededor del cuello) y 17cm de alto.

Materiales utilizados:
  • Agujas circulares de 10mm.
  • 2 ovillos de lana top merino de la marca Lanas Stop (las agujas que "pide" esta lana son de 5 1/2-6mm; yo he usado las de 10mm porque este punto es muy, MUY tupido).
  • Marcador.

Pasos a seguir:

      * Agujas circulares (cuello sin costura):

 1. Montamos 220 puntos (sí, lo sé, a contar y recontar una y otra vez).

 2. Los primeros puntos que se hacen para unir el principio con el final (3 ó 4) los hacemos usando las dos hebras que tenemos, es decir, la que va al ovillo y la que nos ha sobrado de montar los puntos (la que siempre queda en la esquinita de la labor). Esto se hace para unir bien el principio con el final. Hay que tener cuidado cuando al llegar de nuevo a estos puntos (cuando terminemos la primera vuelta) no nos vayamos a confundir y tejer dos puntos en cada uno (ya que esos 3-4 puntos tendrán doble hebra). 

Acordáos de poner el marcador en el primer punto que hagáis.
  
3. Vueltas impares: tejemos dos puntos juntos del derecho pero por la hebra de atrás (back loop) y en lugar de soltar los dos puntos de la aguja izquierda (como haríamos si tejiésemos normalmente), sólo soltamos el 1º. 


 4. Vueltas pares: tejemos dos puntos juntos del derecho por la hebra de delante (front loop) y en lugar de soltar los dos puntos de la aguja izquierda (como haríamos si tejiésemos normalmente), sólo soltamos el 1º. 



5. Cerraremos cuando tengamos el alto deseado y cuando estemos por el derecho de la labor. Los puntos los tejemos igual que cuando estamos en una vuelta impar. La diferencia es que iremos cerrándolos con un cerrado simple, el de toda la vida, vamos. Cuando tengamos dos puntos tejidos en la aguja derecha, ayudándonos de la izquierda pasamos el primer punto tejido sobre el segundo y así sucesivamente a medida que tejemos la última vuelta.
  
      * Agujas normales:

1. Montamos 220 puntos... precisamente por esto es mejor hacerlo en circulares. No es tanto por el tema de que no lleve costura si no que, ¡¿dónde alojas 220 puntos?! Otra opción es hacerlo como las bufandas, es decir, poner en la aguja el ancho del cuello, no el largo, pero claro, este punto, como queda más bonito es así, en horizontal, no en vertical.

De todas formas, os explico cómo hacer el punto herringbone en agujas normales, por si lo queréis utilizar para otra cosa, o para un cuello más corto, oséase, una braga, etc.

2. Vueltas impares: tejemos dos puntos juntos del derecho pero por la hebra de atrás (back loop) y en lugar de soltar los dos puntos de la aguja izquierda (como haríamos si tejiésemos normalmente), sólo soltamos el 1º. Repetimos este paso hasta que sólo quede un punto, que tejeremos al derecho.

  
3. Vueltas pares: tejemos dos puntos juntos del revés y en lugar de soltar los dos puntos de la aguja izquierda (como haríamos si tejiésemos normalmente), sólo soltamos el 1º.  Repetimos este paso hasta que sólo quede un punto, que tejeremos al derecho.


4. Cerramos igual que con circulares.

5. Cosemos los extremos.

Así queda el derecho y el revés de este punto:


Algunos consejillos:

Os recomiendo que cuando terminéis una vuelta (con agujas circulares) el marcador no lo pongaís siempre en el primer punto tejido porque se os irá formando un línea diagonal en la labor que no queda muy bonita, la verdad. Mi consejo es que el marcador lo adelantéis un punto pero no en cada vuelta, es decir, en una vuelta lo ponéis en el punto en el que estaba (cuando lo tejáis y lo paséis a la aguja derecha) y en la siguiente lo ponéis un punto antes y así sucesivamente.

Antes de tejer el primer punto de cada vuelta, con los deditos, hay que sacarlo de la aguja izquierda, retorcerlo, volverlo a meter en la aguja y ahora ya sí, tejerlo.

A la hora de cerrar, para que no se quede muy holguero, es recomendable que apretéis bastante. Yo lo que hice fue tejer con las puntitas de las agujas para que así los puntos quedasen mucho más pequeños.

Os dejo un vídeo donde explican cómo hacer un cuello como éste. Está en inglés pero con las explicaciones que tenéis aquí y con las imágenes, todo os quedará mucho más claro ;) (tutorial cuello herringbone en inglés).

Pues nada, a tejer que llega el frío!!!!!!!!!!!!!

 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada