sábado, 26 de enero de 2013

Tutorial: broche de picolina

Hace poco que me ha dado por los broches y la verdad es que estoy encantada. La mayoría de los que hago son relativamente rápidos de elaborar y muy agradecidos, es decir, la relación esfuerzo-resultado merece la pena :)

Aquí os presento un tutorial sobre cómo hacer un broche con picolina (también llamada ondulina) cuyas fotos colgué hace poco en mi página de facebook Mireiando. Espero que os guste y que os animéis a hacerlos. Ya me contaréis qué tal. Y por supuesto, si tenéis cualquier duda o sugerencia, aquí estoy :)

Empezamos, cómo no, por los materiales; os hará falta fieltro, pegamento (no es absolutamente necesario), picolina de 2 colores (aproximadamente 0.5m de cada color), aguja e hilo, tijeras y un imperdible o base para el enganche. El tamaño de los círculos y de la picolina dependerá de lo grande que queráis el broche. Yo, para el broche que se muestra aquí, he escogido picolina de la pequeña y un diámetro de aproximadamente 4 cm para los círculos de fieltro.


 A continuación tenemos que entrelazar las picolinas como se ve en la siguiente imagen:


Como se suelen rizar bastante, hay que procurar ir estirándolas de vez en cuando para que no se líen mucho.

Una vez las tenemos entrelazadas, se trata de ir cosiendo la tira a uno de los círculos de fieltro, empezando por el exterior y poco a poco llegar al centro. Para empezar, es recomendable dar unas puntadas al extremo y meterlo un poco hacia dentro para que luego no se vea feo.



Cuando lleguemos al centro, dejamos una tira de picolina de aproximadamente 8cm y la enrollamos formando un especie de flor. Esta flor se fija en el centro del broche, presionando con los dedos para que no se nos deshaga mientras le damos unas puntadas. No os preocupéis por cómo queda el fieltro por detrás ya que para eso está el 2º círculo :)


Una vez queda bien cosido el centro, rematamos por detrás y unimos el 2º círculo de fieltro. Podéis pegarlo simplemente aunque yo prefiero añadir unas puntadas en los bordes y así me aseguro de que no me quedaré sólo con el enganche puesto mientras mi fantástico broche se haya perdido en algún lugar...


Ya casi está!! Sólo falta añadirle un enganche; para ello, tienes varias opciones. Puedes coserle una base de esas que venden en las tiendas de abalorios (normalmente tienen de dos tamaños) o bien puedes añadirle un imperdible. En ambos casos, te recomiendo que no los coloques en el centro del círculo sino un poco desplazados hacia arriba para que a la hora de colocártelo, el broche no se "desplome".

Consejo: si no quieres que se vean los hilitos que sobran cuando rematas la costura (tanto al coser los círculos como al añadir el enganche), lo que puedes hacer es "perder" el hilo por debajo del fieltro. Para ello, una vez hecho el nudo, en lugar de cortar el hilo, pasa la aguja por debajo del fieltro y sácala en cualquier otro punto (como se ve en la imagen de abajo, a la izquierda, o en la de arriba, en la parte inferior derecha). Luego cortas el hilo a ras y listo: tu broche quedará súper profesonal ;)


Para la opción del imperdible, te recomiendo que le hagas unos cortes al 2º círculo de fieltro (antes de pegarlo) como se muestra en la siguiente imagen para poder meter por ahí el imperdible. La ventaja de esto es que, además de como broche, también te puede servir para añadirlo a una diadema, por ejemplo, aunque en este caso sería mejor que las aberturas sí estuvieran centradas.

 

Y voilà! Ya tenéis un fantástico broche del que presumir :)



Bueno... y eso es todo! Éste ha sido mi primer tutorial. Espero que os haya gustado y que os sea útil (un regalito hecho a mano siempre se agradece) porque lo he hecho con todo el cariño :)
Hasta la próxima entrada!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada